Cuidado con tus fotos, con el reconocimiento facial se pueden analizar tus sentimientos y suplantar tu identidad


reconocimiento-facial-superface-io

Cuidado con tus fotos, con el reconocimiento facial se pueden analizar tus sentimientos y suplantar tu identidad

Facebook, la red social por excelencia, sabe mucho sobre nosotros, tanto que en su plataforma para crear anuncios podemos ver filtros para configurar la audiencia tales como ‘usuarios que están planeando comprarse un coche’, ‘usuarios que han hecho uso de su tarjeta de crédito’ o ‘usuarios que compran mucha cerveza, vino o alcohol’ entre otros muchos.

Pero Facebook quiere saber cada vez más, tanto, que sabemos por una entrada de su blog, que están utilizando el reconocimiento facial por defecto en casi todo el mundo, exceptuando Canadá y la Unión Europea. Es decir, Facebook va a procesar datos biométricos en las cuentas de casi todo el mundo por defecto, haciendo un escaneo y reconocimiento de la geometría de los rostros faciales. Cabe decir, que en el Estado de Illinois tienen una demanda abierta por recogida y almacenamiento de datos biométricos sin el consentimiento de los usuarios.

Y es que el reconocimiento facial puede convertir a Facebook en la plataforma de publicidad más inteligente del mundo. Y esto lo sabemos por una patente en la que registra las técnicas de detección de emociones y el contenido que se muestra al usuario en base a estas, todo por medio de la cámara frontal de los móviles. Esto significa que mientras navegamos con su aplicación, Facebook podría capturar una imagen nuestra, procesarla con su reconocimiento facial, determinar nuestro estado de ánimo y mostrarnos publicidad en base a nuestros sentimientos del momento. Esto sería la piedra filosofal de los ‘marketers’, ya que está demostrado científicamente que nuestra decisión de compra está altamente influenciada por nuestras emociones.

reconocimiento-facial-superface-io

Pero no solo el reconocimiento facial se puede utilizar para analizar nuestras emociones, existe la técnica llamada ‘morphing‘ que con la inteligencia artificial ha dado un paso de gigante, consiguiendo de forma automática, cambiar en videos una cara por otra y no poder diferenciar la cara original de la falsa.

Y aquí es donde entra en juego el proyecto del que soy cofundador, Superface, una webapp que se ha desarrollado específicamente para la protección facial de los rostros de los niños y se convierte en herramienta clave para evitar que se capturen datos biométricos, que puedan hacer morphing u otras cosas derivadas de la apoderación de las fotos de los niños. Paradójicamente en Superface utilizamos el reconocimiento facial pero con el buen fin de posicionar correctamente unas máscaras que utilizamos para poder ocultar el rostro en las fotos que se comparten en las redes sociales.

Superface nace como herramienta de protección infantil, en segundos tanto padres como centros educativos pueden ocultar todas las caras de las fotos que se suben a la plataforma de forma creativa. Usamos máscaras de Superheroes porque pensamos que los niños se tienen que sentir representados cuando se utilizan recursos para ocultar sus caras, en contra tenemos los emborronados, emojis o pixelados, recursos con los que los niños difícilmente se puedan sentir cómodos.

Es el momento de controlar las imágenes que compartes.

José Ulizarna

Cofundador de Superface

https://superface.io

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *