La privacidad es una ilusión


La privacidad es una ilusión

No somos dueños de nuestra privacidad.

En nuestra vida diaria, somos cuidadosos con lo que dejamos que vean o no, los que nos rodean, pero en cuanto a tecnología ¿por qué no tomamos las mismas precauciones? Damos una cantidad de información excesiva, de la que ni si quiera somos conscientes. En internet todas nuestras acciones dejan rastro. Hay compañías que se dedican a crear algoritmos para predecir nuestro comportamiento en las redes y así, ofrecernos las mejores ofertas de productos que visitamos, sugerirnos series o películas que podrían gustarnos, conectarnos con posibles amistades o, incluso, encontrar a nuestra media naranja.

Hace unos años nos escandalizaba la novela “1984” de George Orwell, esa vigilancia omnipresente era algo inconcebible y surrealista, pero esa ciencia ficción que antes se creía lejana e imposible, se ha convertido en la realidad más absoluta, estamos completamente vigilados. Cada minuto que pasa se generan toneladas de información sobre nosotros. Aquí entran en juego las famosas cookies. Nuestras compañías de teléfono saben qué hacemos y dónde estamos en cada momento, aunque tengamos la localización de nuestro dispositivo apagado. El error de mucha gente es pensar que da igual que sepan todo sobre nosotros, “no hago nada malo, no necesito esconderme”, pero tenemos que poder elegir qué compartimos y qué no.

Google lo sabe todo de nosotros, saben si hemos votado (y a quién), si estamos enfermos, nuestra orientación sexual… ¡y nosotros no le hemos dicho nada! Lee este artículo para conocer más sobre el tema. Y no sólo Google, cada vez son más las aplicaciones que piden acceso a nuestra localización. ¿Para qué quiere “Angry Birds” saber dónde estoy? Todas las aplicaciones almacenan información de sus usuarios (cuando el servicio es gratis, el producto eres tú) y luego la venden y utilizan de forma poco ética. En este artículo hablamos del uso que hacen las aplicaciones de la geolocalización cuando permitimos el acceso a nuestra galería de fotos.

 

En esta charla de TEDx de Marta Peirano, basada en esta otra de Malte Spitz, se advierte de la urgencia de preocuparse y proteger nuestro anonimato en la red.

En este enlace se puede visitar la infografía interactiva de los datos de la compañía telefónica de la que habla Marta Peirano en su charla.

 

Otros enlaces de interés:

 

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *